Loading...

martes, 13 de abril de 2010

Mujeres destacadas en la historia

Una queja muy común, es respecto de que la historia de la humanidad es muy machista, dado que suele ignorar o minimizar a la gran cantidad de mujeres que se han destacado a lo largo de la historia en casi toda cultura, región o actividad.

Un claro ejemplo de esto es que DURANTE SIGLOS se dudó y hasta negó la existencia de las tribus amazonas que los griegos reconocían como más que respetables y hubo ejércitos que dependieron de su apoyo en batallas.

Si bien desde antes de que se comenzara a registrar por escrito a la historia, a las mujeres solía relegárselas a tareas de “trastienda”, “retaguardia” o “logística”, como es bastante razonable por sus habilidades y características específicas para tales funciones (sobre todo como educadoras y administradoras, entre otras); se sabe mucho sobre vida y obra de Julio César, pero poco y nada sobre Cleopatra (ni hablar de las legendarias amazonas). Se rescatan a las epopeyas de hombres, pero haciendo mínimas referencias al rol, a veces clave y vital, que desempeñaron algunas (muchas) mujeres.

Por ejemplo, mucho se conoce de nombre a Juana de Arco. ¿Pero qué se sabe (más bien difunde) de ella en lo masivo, aparte de que murió adolescente quemada en la hoguera por hereje? ¿Cuántos tienen claro que se ganó que las tropas la quisieran y cuidaran como si fuera el propio estandarte?

En Sudamérica estamos repletos de próceres masculinos y padres de la patria. ¿Pero acaso no hubo mujeres con roles claves?

El caso de Manuela Sáenz, que se conoce como la “amante de Simón Bolívar” y luego “la libertadora del libertador”, junto con el de Juana Azurduy, que fue todo un ejemplo de vida honesta y dedicada a los ideales ¿cuánta justicia se les hace en el espacio que se les dedica en los libros de historia?

Si no hubiera sido por las informaciones claves que conseguían en “reuniones de salón” o aparentes cotilleos (Mariquita Sánchez de Thompson, por ej) ¿la historia hubiera sido lo que es? ¿Sudamérica habría logrado desembarazarse del sometimiento español, Norteamérica de Inglaterra y hasta el Mahatama Ghandi independizar a la India?

Si hasta el mismo Sócrates consultaba con frecuencia a la “Pitonisa” del oráculo de Delfos con quien sostuvo diálogos que marcaron su vida (crear la propia escuela y colocar la frase “Conócete a ti mismo”, después de consultar a la pitonisa), siendo que él tenía contacto bastante frecuente con lo que denominaba su “demonio familiar” (presencia espiritual asesora con la cual sostenía diálogos y de la cual hasta recibía vaticinios).

Me parece muy flaco el reconocimiento de que “detrás de todo gran hombre, siempre hubo una gran mujer”. Porque debiera, además, saberse quién fue y qué tuvo específicamente de grande.

Actualmente, la figura de Eva Duarte (de Perón, “Evita”) tiene más peso y relieve que la de Juan Domingo, porque es una historia relativamente reciente donde abundan infinidad de testimonios y testigos, lo cual también se concatena con la “revolución feminista” y los derechos de la mujer.

¿Qué tal si intentamos recuperar biografías y/o anécdotas que pongan de relieve el rol fundamental que muchas veces tienen (más bien han tenido) las mujeres en los acontecimientos históricos, para que sirvan de ejemplo a tantas otras que creen que las mujeres “siempre estuvieron sometidas” e “imposibilitadas de poder hacer historia” y evidenciar su grandeza cuando la tuvieron.

En la Argentina podemos decir con orgullo (creo) que hemos tenido a la primer mujer con brevet (licencia) de piloto de aviones dado que hay en la provincia de Córdoba un monumento mandado a erigir por su viudo, que recuerda dónde falleció en un accidente trágico por falla mecánica de su avión.

No sólo han trascendido algunas en la historia por su capacidad guerrera (Manuela Sáenz; Juana Azurduy) o de espionaje. Hubo investigadoras, como María Sklodowska Curie (Marie Curie) cuyo esposo era más bien el colaborador, verdaderas asesoras políticas (Marilyn Monroe); revolucionarias (Eva Duarte); Dedicadas al prójimo (Madre Teresa de Calcuta); en fin, que la lista es larguísima y sólo es cuestión de comenzar a ir sumando.

En lo personal, considero como una de las más interesantes a la de Juana de Arco.

Todas las mencionadas tienen una muy interesante biografía en Wikipedia que permite tener una clara idea de que hubo mucho más de lo que la historia reconoce en las “acompañantes”; “amantes” o simples “anfitrionas”. Lo cual me deja con la duda respecto a qué habrá tenido “Helena de Troya” para ser tan codiciada ¿sólo belleza y simpatía?

Quien quiera sumarse a la idea, que comience a postear informaciones. Si se suman abundantes, no dudaré en abrir un foro específico aceptando que le propongan títulos para el mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada