Loading...

martes, 20 de abril de 2010

Inteligencia Exitosa:

Inteligencia Exitosa:
el arte y la ciencia de alcanzar objetivos (I)
Por Abel Cortese

“Vivir como uno desee: sólo eso merece llamarse éxito” (Christopher Morle)

Robert Sternberg es uno de los máximos especialistas mundiales en el tema de la inteligencia humana, su obra en 4 tomos Inteligencia Humana constituye sin duda la más completa descripción publicada hasta el momento sobre lo que se sabe y se supone acerca de la inteligencia.

Este investigador de la Universidad de Yale ha publicado numerosas obras, ensayos y artículos sobre el aprendizaje, la creatividad y la inteligencia.

En su obra La inteligencia exitosa (1999) describe a ésta como la habilidad intencional para adaptarse a diferentes ambientes, moldearlos y seleccionarlos, así como para lograr propósitos propios y de nuestra sociedad y cultura.

Este autor define un nuevo concepto de inteligencia, la cual, según él, es la que lleva al éxito en la vida y se diferencia de otros tipos de "Inteligencias Inertes" porque conlleva acción.

La Inteligencia Exitosa, entre otras cosas, implica que un individuo pueda distinguir su patrón de fortalezas y debilidades, para luego hallar las formas de capitalizar las primeras y de compensar o corregir las segundas.

Según esto, no existe un solo conjunto de habilidades a medir para caracterizar completamente la inteligencia exitosa de las personas. La gente, al menos parcialmente, alcanza el éxito de maneras idiosincrásicas, lo cual implica encontrar cuál es la mejor manera de explotar sus propios patrones de fortalezas y debilidades.

Para la inteligencia exitosa de prácticamente cualquier persona son relevantes ciertas habilidades: las creativas, las analíticas y las prácticas. Las tres se encuentran muy relacionadas.

Las primeras son necesarias para formular buenos problemas y buenas ideas.

Las segundas se utilizan para resolver los problemas y juzgar la calidad de las ideas.

Las terceras se aplican para usar las ideas de manera eficaz en la vida cotidiana.

Las habilidades analíticas son necesarias para analizar y evaluar las opciones disponibles en la vida; las creativas, para generar dichas opciones; y las prácticas, para implementarlas y hacerlas funcionar.

Es importante aprender cuándo y cómo usar cada una de estas inteligencias de manera efectiva.

El concepto de Inteligencia Exitosa reconoce valores personales, sociales y culturales, así como su interacción. Las culturas, e incluso las subculturas, pueden diferir en sus conceptos acerca del significado de "inteligente". La conducta que puede llevar al éxito en una cultura, puede llevar al fracaso en otra.

Poseer una Inteligencia Exitosa en un dominio no implica poseerla en todos. Las personas pueden tener y dominar exitosamente habilidades en un dominio dado, y sin embargo tener pocas o no poseer ninguna habilidad en otros dominios. Es decir que la Inteligencia Exitosa está desarrollada en un dominio en particular.

Esta idea es muy importante desde el punto de vista organizacional porque permite explotar las competencias de un individuo en un área determinada, donde se haya demostrado su efectividad, la cual puede ser utilizada en beneficio de la empresa.

Desde el año 2005 me dedico a investigar un modelo ampliado de la Inteligencia Exitosa (sobre el original postulado por el Dr. Robert Sternberg).

En una serie de notas que seguiremos publicando, compartiremos competencias cruciales para el desarrollo personal, profesional, organizacional y social, extraídas y decantadas de los principales autores y exponentes internacionales.

Nuestro modelo actual se basa en siete sub-inteligencias o habilidades, a saber:

1) Inteligencia Cognitiva

2) Inteligencia Emocional

3) Inteligencia Creativa

4) Inteligencia Práctica

5) Inteligencia Comercial

6) Inteligencia Organizacional

7) Inteligencia Financiera

En próximas notas explicaremos el por qué de cada una, e iremos sumando tips y herramientas que las componen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada