Loading...

viernes, 16 de abril de 2010

Métodos para elegir el sexo de tu bebé

En la actualidad es posible elegir el sexo del bebé, ya que se pueden poner en práctica distintas rutinas que abarcan la elección a través de la alimentación y de las posiciones -preparativos y momento de ejecución del acto sexual-, que tienen una base científica. Asimismo existen otros métodos que se llevan a cabo en centros especializados en infertilidad, y sólo en casos que médicamente necesitan elegir el sexo de la descendencia.

Con datos de la sabia naturaleza
En la actualidad es posible elegir el sexo del bebé, ya que distintos procedimientos, que tienen una base científica, hacen factible este anhelo. Se pueden llevar a cabo una serie de rutinas que abarcan la elección a través de la alimentación y de las posiciones -preparativos y momento de ejecución del acto sexual-.
También hay otras técnicas, pero éstas sólo se establecen para casos que médicamente necesitan elegir el sexo de la descendencia; como sucede con aquellas enfermedades transmisibles a un sexo determinado de los hijos, por ejemplo la hemofilia, que la transmiten las mujeres y la padecen los hijos varones. Asimismo se pueden establecer para ocasiones que comprometen la vida de los niños. Estas técnicas se realizan por lo general en centros especializados en infertilidad.

Científicamente está establecido que los espermatozoides Y (masculino) son más rápidos y viven menos tiempo que los espermatozoides con cromosoma X (femenino). Por lo tanto, si se tienen relaciones sexuales en la fecha más cercana a la ovulación serán mayores las posibilidades de tener un varón. Se recomienda que el acto sexual se haga en una posición que permita una penetración en la vagina bien profunda y que el orgasmo de la mujer sea anterior a la eyaculación masculina. Debe haber una abstinencia tres o cuatro días antes de la fecha ovulatoria para tener relaciones sexuales.

Si se está buscando una niña se deben mantener relaciones dos o cuatro días antes de la fecha ovulatoria y evitar tener orgasmos durante el período de las relaciones sexuales, optando por la posición del misionero durante el coito. Los expertos aseguran un éxito en el 75% de los casos.

A continuación conoceremos una serie de consejos sencillos y caseros, los cuales tienen una base científica, y hacen posible determinar el sexo del futuro bebé.

En caso de querer un niño tener relaciones sexuales sólo durante el día de la ovulación. La mujer tiene que hacerse lavados vaginales, previo a la relación sexual, con agua y bicarbonato de sodio (un litro de agua por cada cucharada de bicarbonato de sodio), para lograr el medio alcalino que tanto favorece a los espermatozoides Y. Se recomienda que la pareja mantenga una dieta basada en proteínas animales.

Para que sea niña hay que tener relaciones sexuales hasta dos días antes de la ovulación. Hacerse lavados vaginales antes del acto con un litro de agua y una cucharadita de ácido acético (vinagre), para lograr así el medio ácido. Ambos miembros de la pareja llevar a cabo una dieta rica en lácteos y no ingerir carnes.

Asimismo se puede elegir el sexo del bebé a través de la dieta. En caso de que se quiera un varón, comer carne roja, ingerir alimentos ricos en sal, tomar bebidas cola. Y si se desea una nena, hay que comer pescado, chocolates e ingerir dulces en general.

También se puede elegir el sexo del bebé de acuerdo al momento del coito. En el caso de desear un varón, hacerlo con luna cuarto menguante a la noche y los días impares del mes. Para que sea niña, hacerlo en luna llena por la noche, en horas de la siesta, y los días pares del mes.

Los siguientes métodos se llevan cabo por especialistas:
- Método Microsoft: está basado en una técnica que diferencia a los espermatozoides portadores del cromosoma X de los espermatozoides con cromosoma Y. Una vez separados ambos espermatozoides, se completa el procedimiento con técnica de inseminación artificial in vitro.
- Técnica de separación del semen: este método se basa en que el espermatozoide portador del cromosoma Y es más liviano que el portador de cromosoma X. Mediante la centrifugación del esperma los espermatozoides con cromosoma Y quedarán en la parte superior del semen y se completa este tratamiento con técnicas de fertilización in vitro.
- Selección de embriones: este procedimiento sólo es realizado en laboratorios genéticos. Cuando el embrión ha alcanzado el nivel multicelular (blástula) se podrá extraer una de estas células y realizar un estudio genético para saber el sexo del embrión, lo que permite implantar embriones de un determinado sexo.

Daniela Ceccato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada