Loading...

lunes, 19 de abril de 2010

Cómo Desarrollar en su Hijo la Inteligencia Exitosa (IV)

LO QUE PUEDEN HACER LOS PADRES
He aquí siete estrategias para ayudarle a su hijo a desarrollar Inteligencia Exitosa:

1. Encuentre las fortalezas y llévelas al máximo. La búsqueda puede ser frustrante. Con frecuencia implica intentar con muchas y diferentes áreas de interés, buena parte de las cuales no conducen a ninguna parte. En ocasiones usted y su hijo desearán simplemente rendirse. Pero piense en cuántos niños potencialmente excepcionales no serán identificados jamás porque ellos y sus padres nunca se tomaron la molestia de desentrañar sus fortalezas. Una de las mejores cosas que usted puede hacer por su hijo es encontrar esas áreas fuertes -incluso una- que lo ubiquen en un lugar aparte. Cuando llegue el día en que ese niño se presente a una universidad, cabrá recordar que las fortalezas poco frecuentes son las que marcan la diferencia entre un joven y los demás. Universidades como Yale y Harvard pueden encontrar muchos estudiantes con buenas calificaciones y puntajes sobresalientes en distintas pruebas, pero lo que buscan es ese algo especial que hace sobresalir a un candidato de los otros.

2. No piense convencionalmente. Al buscar las fortalezas, no piense convencionalmente. Las fortalezas pueden estar en cualquier parte: áreas académicas, música, teatro, literatura, siderurgia, dibujo, escultura, arqueología, atletismo, inversiones, arreglo de cosas, inventos, trabajo con animales, capacidad empresarial, costura, jardinería o interacción con otros. Al explorar opciones, el límite principal está en nuestra imaginación.

3. Encuentre las debilidades y corríjalas o compénselas. Los niños también necesitan saber qué es lo que no hacen bien. Una vez identificadas estas debilidades, ayúdele a su hijo a corregirlas tanto como sea posible, o diseñe estrategias de compensación. Muchas debilidades hacen muy poca diferencia en la vida de la gente. Mi trabajo artístico es terrible, pero he podido sobrevivir fácilmente sin esta habilidad. Pero, si la debilidad de su hijo está en un área en la cual debe desempeñarse -lenguaje, matemáticas, ciencias-, entonces trabaje para desarrollar estrategias compensatorias y correctivas.

4. Permito errores y falsos caminos. La búsqueda de fortalezas y debilidades -y de las formas para manejarlas- conducirá inevitablemente a errores y a seguir rutas por caminos falsos. En tanto sociedad, tendemos a abominar ambos resultados. Por el contrario, aprenda a recibirlos como oportunidades de aprendizaje. No hay mejor manera de aprender que de los errores propios y de los caminos falsos que uno ha tomado.

5. Encuentre lo que sea correcto para su hijo, así no sea lo que habría sido correcto para usted. No puedo decirles cuántos estudiantes universitarios conozco que están estudiando derecho, medicina o negocios simplemente porque era lo que sus padres querían que hicieran. En últimas podrán lograr cierto éxito en estos campos, pero por lo general no el mismo que hubieran alcanzado si hubieran seguido sus propios intereses y fortalezas. Nunca soñé que mi hijo obtuviera una licencia para conducir aviones, ni era lo que tenía en mente para él. No me enloquece el fagot. Sin embargo, motivé a mis hijos para que encontraran el camino correcto para ellos, no el camino que hubiera deseado yo que hubiesen seguido.

6. Motive los riesgos importantes. Encontrar el camino correcto implica riesgos, porque muchas veces la gente viaja primero por los caminos equivocados. También cometerán errores mientras transitan por estos caminos -e incluso mientras lo hacen por el correcto. El camino correcto puede finalmente no ser el mismo que los amigos, las autoridades escolares o incluso los padres valoran como tal. Los niños y sus padres necesitan tomar el riesgo de encontrar cuál es el camino correcto para cada niño. Las oportunidades para asumir riesgos importantes incluyen los programas de verano, los campamentos, los semestres de intercambio, los programas voluntarios extraclases, los internados y cosas por el estilo.

7. Exalte a su hijo. La Inteligencia Exitosa está al alcance de todos. Representa una noción muy diferente a la noción convencional del tipo CI. El asunto no es si las fortalezas están allí. El asunto es si podemos hallarlas. ¡Búsquelas, y habrá de encontrarlas!

Notas.
*. Título original en inglés: "Developing Your Child's Successful intelligence". Traducción de Juan Carlos Muñoz C., con la colaboración de Vanessa Vargas D., profesores del Instituto Alberto Merani. Se publica la traducción en español con autorización expresa del autor.
1. La sigla CI reemplaza a Coeficiente Intelectual. Su equivalente en inglés es la sigla IQ, Intellectual Quotient. Aquí se respeta el uso que hace el autor de esta sigla, aun cuando se la traduce. Ella aparece desde el inicio del texto en relación con el término Inteligencia Convencional (Académica) a tal punto que, a partir de la postura teórica desarrollada en este documento, podrían ser asumidos los dos constructos como sinónimos. (N. del T.)
2. Se utiliza aquí la sigla IX para reemplazar el término Inteligencia Exitosa, con el fin de evitar una posible confusión con la sigla IE, que reemplaza el término Inteligencia Emocional. (N. del T.)
Publicado por Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada