Loading...

martes, 13 de abril de 2010

Elisabeth Kübler Ross

“No se puede sanar el mundo sin primero sanarse a uno mismo”
“Si estamos dispuestos para las experiencias espirituales y no tenemos miedo, las tendremos.
Sin necesidad de un gurú o un maestro que nos diga cómo hacerlo”

Podemos ser pobres, podemos pasar hambre,
podemos vivir en una casa destartalada,
pero vamos a vivir plenamente.
Y al final de nuestros días vamos a bendecir nuestra vida
porque hemos hecho lo que vinimos a hacer”

“Durante toda la vida se nos ofrecen pistas
que nos recuerdan la dirección que debemos seguir. Si no prestamos
atención, tomamos malas decisiones y acabamos con una vida desgraciada.
Si ponemos atención, aprendemos las lecciones y llevamos una vida plena
y feliz, que incluye una buena muerte”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada