Loading...

martes, 15 de diciembre de 2009

INFLUENCIA DEL EJERCICIO SOBRE EL CEREBRO

Relaciones Directas.

Las investigaciones que han examinado los cambios en el flujo sanguíneo cerebral en humanos durante un ejercicio fuerte e intenso han producido resultados mixtos. Los autores que utilizaron la técnica de oxido nitrógeno ( miden el promedio del flujo sanguíneo a través del todo el cerebro), declaran un reporte típico, que el flujo sanguíneo cerebral se mantiene estable durante el ejercicio.

Los autores que usaron la técnica de Xenon clearaence, que permite determinar el flujo sanguíneo de la región cortical, concluyen de manera común, que el ejercicio de moderada a alta intensidad muestra una amplia elevación en el CrBF.

La discrepancia en los hallazgos se genera como resultado debido a la aplicación de diferentes técnicas usadas para medir el CrBF y de la intensidad de los ejercicios que fueron estudiados. Futuros estudios podrán dilucidar esta relación, la cual es de particular importancia, ya que el incremento en el CrBF con el ejercicio ha sido sugerido como una explicación para la relación entre ejercicio y las funciones cognitivas.

Los estudios de la influencia del ejercicio sobre los neurotransmisores cerebrales, han demostrado a través de varios autores que los niveles de estos químicos cambian después de un ejercicio. Estos descubrimientos sobre la practica de ejercicio intenso y la producción de neurotrasmisor, es importante por la relación científica que existe entre ejercicio intenso y el fenómeno de “sentirse bien” que se describe en la literatura popular.

Estudios realizados en el ultimo tiempo han demostrado que los niveles de noradrenalina en el plasma aumentan como resultado de un entrenamiento aeróbico. (Poehlman y Danforth 95) demostraron que en personas adultas (en un promedio de 64 y 69 años respectivamente) que han entrenado por 8 semanas, aumentan los niveles de noradrenalina en el plasma en un 29 %.

Los estudios en animales, demostraron el aumento en el entrenamiento produce un aumento en los niveles de noradrenalina y serotonina en el cerebro. Este resultado del ejercicio es de especial importancia ya que los mencionados neurotransmisores ( noradrenalina, adrenalina y serotonina) están asociados al almacenamiento y recuperación de la memoria y también con el estado anímico.

Los resultados de los estudios en animales sugieren que el ejercicio habitual puede resultar en cambios estructurales permanentes en el cerebro. Se realizo un estudio en ratas que fueron puestas en una de cuatro condiciones: en condición acrobática, condición de ejercicio forzado, condición de ejercicio voluntario y control sin ejercicio. Los investigadores concluyeron que el ejercicio físico mejora la vascularización en el cortex cerebelar mientras que la combinación del aprendizaje motor con la actividad física resulta en mejores redes de comunicación en el cerebro.

Las investigaciones directas, que estudiaron la relación entre el ejercicio y el cerebro, han demostrado que el ejercicio puede tener efectos significativos en el CrBF, en la disponibilidad de neurotransmisores, en la estructura del cerebro y en la eficiencia neuronal. Los estudios de investigación, también se han enfocado en la determinación de efectos indirectos en la relación entre el ejercicio y el cerebro; esto es, para observar la influencia del ejercicio sobre el comportamiento. En particular, investigaciones se han enfocado en la influencia del ejercicio sobre la salud mental y las funciones cognitivas.



Relaciones Indirectas

En revisiones realizadas por (Dustman 95) , el autor concluye que el hallazgo en los estudios de grandes diferencias en las funciones cognitivas pueden ser encontradas usando un cruce de selecciones de comparaciones de grupos con diferentes niveles de ejercicios. El autor sugiere que los cambios en la funcionalidad neurofisiológica pueden ser relevante solo en aquellos programas de entrenamiento de largos periodos, capaces de producir cambios duraderos en la salud física. Sin embargo el análisis de los diferentes estudios y sus resultados en este campo y hacen difícil una conclusión.

La investigación de (Thomas 95) se realizo analizando y citado los resultados preliminares de 91 estudios incluidos los de meta-análisis, concluyó que la influencia del ejercicio sobre funciones cognitivas es dependiente sobre el ejercicio paradigmático del que se usa. Los resultados de dichos estudios muestran por ejemplo: los que usan el ejercicio temporal muestran muy pequeños efectos (n = 44, ES = 0.16. p< 0.05), los estudios que usan el ejercicio habitual muestra grandes, y mas significativos efectos, resultando en un incremento de las habilidades cognitivas (n = 33, ES = 0.32, p < 0.05), y los estudios que usan diseños de selección cruzada muestran los mas grandes efectos (n = 14, ES = 0.75, P< 0.05). Estos hallazgos estadísticos son de acuerdo con el reporte de Dustman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada