Loading...

miércoles, 5 de mayo de 2010

Mejor limitar la televisión para niños de menos de 3 años

Hay que vigilar que los niños pequeños no miren mucha televisión, antes de los tres años es mejor que sea casi nula la cantidad de televisión que miren, según un nuevo estudio que ha revisado 25 años de bibliografía pediátrica.



Imagen por Aaron Escobar

Es común hoy en día dejar al niño mirando los dibujos animados tranquilo en la cama, o en el sillón, o a veces ahí sentado a medio metro de la TV. A veces se hace para tener al niño tranquilo, y otras veces se cae en el error de pensar que es bueno para el niño. Pero Dimitri A Christakis, experto en pediatría advierte que hasta los tres años, no es aconsejable. Dice que muchos niños pasan casi el 40 por ciento de su tiempo despierto frente al televisor.

Christakis es profesor en la Universidad de Washington, e investigador del Instituto de Investigación para Niños de Seattle, y ha realizado una investigación de toda la bibliografía que ha encontrado sobre el tema de los últimos 25 años.

En Francia, por ejemplo, el gobierno ha tomado cartas en el asunto y aconsejan que se proteja a los niños de menos de tres años de los efectos adversos de la TV.

Lo que quiso realizar Christakis era desmentir algunos comentarios que había sobre los beneficios de que los niños mirasen TV, y dice que “no hay estudios hasta la fecha que hayan demostrado beneficios asociados con que los niños pequeños miren TV”.

Y sigue: “el peso de la evidencia existente sugiere que existe un daño potencial y creo que los padres deberían ejercitar la precaución al exponer a los niños a un exceso de televisión”.

La American Academy of Paediatrics no aconsejan que niños de menos de dos años miren televisión. Ya que se ha comprobado que mirar películas en DVD o programas de televisión puede retrasar el desarrollo del lenguaje en los niños. Con dos horas al día alcanza para producir un efecto adverso.

El problema también es que con menos de dos años lo niños imitarán lo que ven en la TV, por lo que aprenderán de una forma errónea cómo es el mundo, en vez de imitar el contexto familiar.

También se ha descubierto que los niños que veían mucha televisión antes de los tres años tenían problemas de atención luego.

En resumen, lo ideal es que los niños no miren televisión antes de los tres años, y después es mejor que vean poca.

Fuente: Eurekalert

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada