Loading...

miércoles, 5 de enero de 2011

Mejorar el riego cerebral

Las células que conforman el cerebro, llamadas neuronas, se encuentran interrelacionadas con el fin de desarrollar funciones tales como la memoria, emotividad, el recibo de la información externa y su procesamiento




Para ello, estas células requieren un aporte constante de sangre que les lleve el oxígeno y otros nutrientes para su actividad. Si no les llega la cantidad adecuada de sangre, sus funciones comienzan a disminuir por falta de «alimentos».

Las arterías que llevan la sangre a la cabeza suben por la columna vertebral al cuello. Por esa razón, las personas que tienen alteraciones en las vértebras cervicales como el caso de los que sufren de artrosis pueden presentan problemas de riego cerebral.

Existen varios remedios caseros y naturales que pueden ayudar a las personas que tienen problemas de riego cerebral o aquéllos que quieren prevenir esta situación.



Remedios populares

Remedio para mejorar el riego cerebral #1: Realizar una infusión con hojas de ginkgo biloba. Para ello, se debe tomar dos cucharadas de esta planta y agregar a una taza de agua hirviente. Dejar por 10 minutos, colar y tomar cuando esté refresca. Este remedio estimula la microcirculación.

Remedio para mejorar el riego cerebral #2: Colocar en un recipiente 1 cucharadita de polen con 2 cucharadas de miel de romero. A la mañana siguiente, agregar un par de cucharadas de nueces desmenuzadas y tomar durante un mes en el desayuno.

Remedio para mejorar el riego cerebral #3: Mezclar una cucharada de aceite de oliva virgen de primera presión en frío y 1 cucharada de vinagre de sidra. Agregar una copita de moscatel. Tomar antes de la comida principal.

Remedio para mejorar el riego cerebral #4: Trocear una manzana y luego moler 3 dátiles y 3 nueces.Colocar estos ingredientes en una batidora y agregar un vaso de leche de almendras. Batir por unos instantes. Tomar esta bebida preferiblemente en el desayuno

Remedio para mejorar el riego cerebral #5: Pelar y trocear medio kilo de ajos frescos. Luego colocar en un recipiente y verter vinagre de sidra y agua destilada a partes iguales hasta cubrir los ajos. Cerrar el frasco herméticamente y se agitar bien. Conservar en un lugar fresco durante 4 días y se agita a diarias. Después de ese tiempo, filtrar el líquido mediante un paño de lino, agregar 1 kilo de miel pura y mezclar bien. Tomar en ayunas 2 cucharadas de esta preparación.



Recomendaciones

Cortar varios dientes de ajo crudo y mezclar, a diario, con las comidas especialmente las ensaladas. El ajo reduce el colesterol malo de la sangre, evita la arteriosclerosis y mejora la circulación, pero se debe evitar en caso de problemas de coagulación de la sangre, una intervención quirúrgica cercana o malestares estomacales.

Incorporar diariamente una cucharada de aceite de oliva o de onagra en las comidas, ya que diversos estudios han demostrado que quien lo consume con frecuencia presenta un menor declive mental debido a su elevado contenido en ácidos grasos monoinsaturados lo que beneficia la circulación de la sangre.

Consumir 2 cucharadas de uvas pasas y una de semillas de sésamo todos los días mejora la circulación en todo el cuerpo y especialmente en el cerebro.

Consumir a diario frutos secos (como las nueces o dátiles), ya que son ricos en ácidos grasos esenciales que favorecen la circulación sanguínea) y contienen fósforo y magnesio que ayuda a trabajar al cerebro).

Consumir salvado de avena, ya que mejora la circulación de la sangre.

Consumir germen de trigo y levadura de cerveza, ya que ayuda al sistema nervioso central para que actúe sobre las arterias y sus válvulas y facilite su contracción y dilatación.

Comer una granada a diario.

Evitar el uso constante de teléfonos móviles, ya que, según estudios realizados, las ondas emitidas por estos aparatos pueden afectar las zonas del cerebro que controlan el aprendizaje y la memoria a corto plazo e inclusivo pudiera desarrollar tumores cerebrales como los casos observados en ratas de laboratorio.



Además de la alimentación, es necesario proporcionar al cerebro ejercicios adecuados para que, en conjunto con un mejor riego cerebral, se mantenga activo a pesar de los años transcurridos. A continuación algunos de estos ejercicios

Leer algo todos los días e intentar recordar una parte de la lectura
Hacer operaciones matemáticas,
Aprender teléfonos de memoria
Resolver crucigramas
Esconder un objeto y rescatarlo a los tres días.
Lavar los dientes con la mano contraria a la que se suele hacer
Hacer un camino distinto al de todos los días cuando se sale al trabajo


Otros ejercicios que se pueden realizar son:

Visualizar o convertir en imágenes la información que se desea retener. Por ejemplo, si quiere comprar un pescado y una pasta dentífrica, puede imaginar un salmón lavándose los dientes. El simple hecho de visualizar una imagen ridícula ayudará a recordar con facilidad.
Asociar En lugar de recordar una receta de memoria, intentar recordar los olores y los sabores de sus ingredientes principales. En el caso de que se desea retener nombres de personas, se puede asociar una característica a cada individuo.
Hacer categorías Cuando se quiere recordar mucha información, se puede agrupar por categorías como, por ejemplo, hogar, niños, compras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada