Loading...

sábado, 8 de enero de 2011

Claves para una ‘supermemoria’ revela uruguayo con Guinnes record por extrema capadcidad cerebral

Estimular el cerebro con ejercicios mentales es un buen método para mejorar la memoria.

Según Enrique Ortega Salinas, la memoria es una de las propiedades que más potencial tiene por explotar.

Este hombre es capaz de memorizar de una sola mirada un número de 320 dígitos o 52 naipes en 49 segundos, Además es capaz de extraer la raíz quincuagésima de un número de 100 cifras en solo 13 milésimas de segundo, y otros ejercicios por el estilo.

Son tres procesos importantes. “Aprendizaje, memoria y olvido”, explica el neurólogo Javier Torres Zafra. El primero es la forma de obtener nueva información, el segundo el almacenamiento y el tercero la recuperación de lo aprendido, dice este ex presidente de la Sociedad Colombiana de Neurología.

Para aprender, el uruguayo recomienda “dejar de leer sin leer”, es decir, lograr una real concentración en lo que se está leyendo y asociar ideas de forma que lo que se dé sea una “compenetración” con el texto.

“La asociación multiplica las conexiones neuronales, lo que determina que los datos ingresados al sistema queden atrapados de manera más eficaz”, indica. Leyendo con atención recordamos apenas el 40 por ciento de lo leído, así que hay que estar mucho más que atentos, dice.

Para recordar, la clave está en “no fechar la memoria”. Estudiar, por ejemplo, para un examen pensando en la fecha para presentarlo le da al cerebro la orden de aprender solo hasta ese día. “Cumplida la orden, la mente envía todo a la papelera de reciclaje”, dice, comparando el cerebro con un computador que se puede programar. “Si se olvidaran del examen y leyeran para aprender, el recuerdo perduraría”, indica.

Además, la capacidad de archivar datos varía de acuerdo con los sentidos que intervengan en el proceso. De toda la información almacenada en el cerebro un 1 por ciento ha sido registrada por el olfato, un 2 por ciento por el sentido del gusto, un 3 por ciento por el tacto, un 7 por ciento por lo que oímos y el 87 por ciento restante por lo que vemos.

Así que “lo que se visualiza se recuerda fácilmente”. Por eso, uno de los métodos que Ortega usa para memorizar números consiste en elaborar un código mental con el que se reemplazan cifras por imágenes.

El 1 por un auto de fórmula 1, el 2 por Dios, el 9, por nieve… Y así, los cien primeros números están representados por objetos, animales o personas con los que se pueden crear historias para encadenar un número tras otro.

Tal vez las ideas que se generen sean ridículas, pero ahí radica el truco de la técnica. “Lo que es ridículo llama la atención y lo que llama la atención se recuerda”, dice.

Asegura que cualquiera puede lograrlo. “Nacemos con el programa de la supermemoria en nuestro computador biológico, la clave está en averiguar cómo usarlo”, dice.

Cuando la mente nos traiciona

* Síndrome amnésico: es un déficit permanente de toda la memoria. No tiene otros problemas de tipo intelectual y la persona puede funcionar en otros sentidos.
* Demencia: se caracteriza por la pérdida progresiva de las funciones mentales. Son primarias si obedecen a procesos degenerativos, o secundarias si se producen por infartos cerebrales, infecciones en el sistema nervioso central o por carencias nutricionales.
* Amnesia funcional: puede ser por estrés, ansiedad, depresión y puede influir en el aprendizaje.
* Amnesia global transitoria: de manera súbita una persona pierde su capacidad de retener y evocar información reciente.

Males de los que recuerdan de más

* Paranepsia. La persona ve algo que le resulta conocido, pero no es porque lo haya visto; se trata de una ilusión.
* Hiperanepsia. Es un exceso de recuerdos. Llegan a la mente muchas imágenes como si fueran experiencias vividas. Suele ocurrir con la hipnosis.
* Enapnesia. Se manifiesta con alucinaciones del pasado. La persona vive en el pasado como si fuera el presente. Esta enfermedad se da, por ejemplo, cuando muere la pareja y la persona que queda sigue pensando que la otra continúa con vida.

Siete pasos para una mejor memoria

* La asociación de ideas.
* La visualización de conceptos abstractos.
* La comparación.
* La lectura crítica-analítica.
* La utilización de códigos mentales.
* El ejercicio intelectual.
* Una dieta adecuada.

9 comentarios
Archivado bajo Aprendizaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada