Loading...

lunes, 3 de enero de 2011

Lo que comen los padres, afecta a los hijos

El hallazgo, que aparece publicado en la revista Cell, confirma la teoría de que la llamada reprogramación epigenética de los genes es un mecanismo importante para pasar la información sobre el medio ambiente de una generación a la siguiente.

No sólo lo que comen las madres afecta a los hijos. Un nuevo estudio llevado a cabo con ratones sugiere que la información nutricional puede pasarse a los descendientes a través del esperma.

La investigación descubrió que ratones engendrados por padres que habían sido alimentados con una dieta baja en proteínas mostraron cambios importantes en la salud de su hígado.

Esto, dicen los científicos, a pesar de que los padres nunca vieron a los hijos y sólo pasaron un tiempo mínimo con sus madres.

El hallazgo, que aparece publicado en la revista Cell, confirma la teoría de que la llamada reprogramación epigenética de los genes -los cambios heredados en los genes que no son causados por alteraciones en el ADN- es un mecanismo importante para pasar la información sobre el medio ambiente de una generación a la siguiente.

En este caso, señalan los científicos, se trata de la información del ambiente nutricional.

Epigenética

La epigenética se refiere al estudio de todos los factores no genéticos que intervienen en el desarrollo de un organismo, y de las interacciones entre los genes y el medio ambiente.

"El mensaje es que somos más de lo que dictan nuestros genes" afirma el doctor Oliver Rando de la Escuela Médica de la Universidad de Massachusetts, quien dirigió el estudio.

"Y hay muchas formas con las cuales nuestros padres pueden heredarnos cosas".

La idea de que la dieta de nuestros papás y abuelos puede influir en nuestro metabolismo no es nueva.

A principios de este año otro estudio con ratas descubrió que los padres alimentados con una dieta alta en grasas podían provocar problemas de salud en sus hijas.

En la nueva investigación, los científicos querían demostrar si las condiciones medioambientales pueden tener un impacto a través de las generaciones.

Para ello analizaron los genes de ratones cuyos padres habían sido alimentados con una dieta baja en proteínas desde que dejaron de amamantarse hasta que alcanzaron la madurez sexual.

Los resultados mostraron cambios en "cientos de genes" en el hígado de los descendientes de esos papás alimentados con pocas proteínas.

Lo que demuestra, dicen los científicos, que la información nutricional puede pasarse por el esperma y no sólo por algún tipo de influencia social.

Los científicos no saben como se codifica y se pasa esta información a través de las generaciones, pero creen que futuros estudios podrían arrojar información importante sobre los cambios metabólicos que provocan enfermedades a través de generaciones, como diabetes o trastornos del corazón.

Fuente: BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada