Loading...

jueves, 8 de octubre de 2009

Inteligencia y genero parte ll

Tamaño del cerebro: Los hombres tiene cerebros más grandes que las mujeres en aproximadamente 8% al 10%.

Tamaño del cuerpo calloso: Muchos investigadores creen que el cerebro de una mujer tiene un cuerpo calloso más grande, el cual es el camino que une el hemisferio cerebral derecho con el izquierdo. Algunos investigadores afirman que el tener un mayor tamaño les permite a las mujeres procesar información con más rapidez que los hombres entre los dos lados del cerebro.

Grosor y densidad cortical: El cerebro de la mujer posee más pliegues. Algunos investigadores especulan que esto es el por qué el cerebro de la mujer es más pequeño en general.
· En un estudio que involucró a 48 hombres y mujeres de inteligencia comparable (la cual se midió con pruebas de inteligencia) se encontró que las mujeres tuvieron nueve veces más materia blanca en áreas del cerebro que se relacionan con la inteligencia que los hombres, mientras que los hombres tuvieron seis veces más materia gris en estás áreas. La materia gris se involucra en los centros de procesamiento de la información del cerebro, mientras que la materia blanca se encarga de transferir información entre las partes del cerebro.

· No sólo el tipo de tejido cerebral parece diferir entre los sexos, sino también difiere su ubicación. En el estudio se encontró que las mujeres tuvieron aproximadamente 85% de su materia cerebral relacionada con el coeficiente intelectual (IQ) (tanto materia blanca como gris) localizada en los lóbulos frontales del cerebro. Relativamente, cerca de toda la materia gris relacionada con el coeficiente intelectual en los hombres se encontró de igual modo entre los lóbulos frontales y los lóbulos parietales (localizados detrás del lóbulo frontal).

· Pero puesto que los hombres y las mujeres lograron resultados similares de la prueba de coeficiente intelectual, los investigadores concluyeron que los tipos diferentes de arquitectura cerebral llevan al desempeño intelectual comparable. En resumen, los hombres y las mujeres toman diferentes senderos para llegar al mismo umbral intelectual.

· Sin embargo, también investigadores señalan que existe algo de evidencia que indica que el volumen de la materia gris del cerebro puede aumentar con el aprendizaje. Así que, otros factores además de la biología podrían influir en la inteligencia.

· Las hormonas sexuales, tales como la testosterona y estrógeno, parecen desempeñar un papel en el desarrollo y función del cerebro. Investigadores tienen cierta evidencia que indica que las hormonas sexuales alteran el desarrollo de ciertas estructuras cerebrales durante la pubertad. Estos efectos persisten dentro de la edad adulta. Por ejemplo, si un feto se expone a la testosterona en la etapas iniciales de desarrollo, el hemisferio derecho se desarrolla con más intensidad. Por lo tanto, ese es el motivo por el cual algunas veces a los hombres se les hace referencia como predominantes del "hemisferio cerebral derecho
También los investigadores han encontrado que las capacidades cognoscitivas en una persona pueden cambiar junto con las fluctuaciones hormonales. Esto se ha documentado durante todo el ciclo menstrual para cada mujer e incluso a diario y por temporada en los hombres a medida que cambian los niveles de testosterona. Y las diferencias de género en el cerebro podrían ser innatos desde el inicio de nuestros genes.

Puntajes de IQ y SAT

Muchos estudios muestran consistentemente que los puntajes promedio de IQ de los hombres y las mujeres son equivalentes. Aunque la mayoría de las pruebas comunes, tales como la Wechsler Adult Intelligence Scale (WAIS), están diseñadas internacionalmente para eliminar una tendencia sexual, persisten algunos hallazgos específicos de género.

Los hombres tienden a desempeñarse mejor en preguntas espaciales.
Las mujeres superan en velocidad en lectura y otras habilidades verbales.

Los hombres registran más puntaje en los límites de la puntuación IQ: tanto alto como bajo. Más hombres que mujeres tienen una puntuación en el límite más bajo de la escala de IQ y también en el nivel muy alto. Esto es consistente con la afiliación de American Mensa, una sociedad cuyos miembros tienen una puntuación de la más alta con el 2% de la población en una prueba estándar de IQ. El grupo reporta que el 65% de las personas afiliadas es masculina y el 35% es femenina. Pero the Association for Women in Mathematics afirma que las mujeres obtienen la mitad de todos los grados de licenciatura de matemáticas y una tercera parte de grados Doctorado en matemáticas.

En otra prueba universitaria de SAT, los hombres superan consistentemente a las mujeres con un promedio de 35 puntos en la sección de matemáticas. De manera interesante, estudios muestran que los chicos y chicas tienen una puntuación casi igual en matemáticas cuando se encuentran en edad escolar de nivel primaria. Las niñas se rezagan posteriormente en la vida, de modo que cuando llega la etapa del último año de preparatoria, los niños tienen una puntuación más alto en la prueba de SAT. Investigadores continúan estudiando si estos hallazgos (y los afines) son el resultado de las diferencias de género, influencias ambientales, presiones sociales, creencias y valores personales o una combinación de estos.

En los últimos años, ha existido mucha discusión con respecto a la inteligencia emocional. Ésta es un tipo diferente de inteligencia que no lidia con las capacidades cognoscitivas, pero más bien con los estados emocionales. El término se ha popularizado por el libro de Daniel Goleman, Emotional Intelligence: Why It Can Matter More Than IQ?. El autor establece que las habilidades personales, como el conocimiento de uno mismo y la empatía, influyen en su grado de éxito en la vida. Además, argumenta que se puede enseñar la inteligencia emocional. Asimismo, parece que también el género afecta la inteligencia emocional. Las mujeres tienden a ser más empáticas, mientras que los hombres controlan mejor sus estados de ánimo.

FUENTES ADICIONALES:
Brain Basics: Know Your BrainNational Institute of Neurological Disorders and Strokehttp://www.ninds.nih.gov
International High IQ Societyhttp://www.highiqsociety.org
Mensa Internationalhttp://www.mensa.org
FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:
Canadian Psychological Associationhttp://www.cpa.ca/cpasite/home.asp
Mensa Canadahttp://www.canada.mensa.org/home.htm
REFERENCIAS:
Benbow CP, Lubinski D, Shea DL, Eftekhari-Sanjani H. (2000). Sex differences in mathematical reasoning ability: Their status 20 years later. Psychological Science . 2000;11:4741-1480.
Fingelkurts AA, et al. Exploring giftedness. Advances in Psychology Research. Vol 9. Huntington, NY: Nova Science Publishers; 2002:1377-1155.
Haier RJ, Jung RE, Yeo RA, Head K, Alkire MT. Structural brain variation and general intelligence. NeuroImage . 2004;23:425-433.
Haier RJ, Yung RE, Yeo RA, Head K, Alkire MT. The neuroanatomy of general intelligence: sex matters. Neuroimage . 2005;25:320-327.
Leahey E. Gender differences in mathematical trajectories. Social Forces . 2001;80:713-732.
Luders E, Narr KL, Thompson PM, et al. Gender differences in cortical complexity. Nat Neurosci . 2000;7:799-800.
Morley KI, Montgomery GW. The genetics of cognitive processes: candidate genes in humans and animals. Behav Genet . 2001;31:511-531.
Remarks at NBER Conference on Diversifying the Science and Engineering Workforce. Harvard University website. Disponible en: http://www.president.harvard.edu/speeches/2005/nber.html . Publicado enero 15, 2005.
Toga AW, Thompson PM. Genetics of brain structure and intelligence. Annu Rev Neurosci . 2005;28:1-23.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada