Loading...

jueves, 17 de junio de 2010

Reduzca el sodio para prevenir alta presión sanguínea.

Mucha sal puede ocasionar alta presión en la sangre y otros


problemas de salud como enfermedades del corazón e

infartos. ¿Sabía usted que es importante controlar la

cantidad de sal que su niño consume?

Aun a los 19 ó 20 meses de edad, muchos niños están ya

consumiendo demasiada sal. Los niños pequeños que

ingieren altas cantidades de sal desarrollan una preferencia

por alimentos salados, y dejar el hábito de la sal les podría ser

más difícil en el futuro.

Cada día hay niños más y más pequeños que están siendo

diagnosticados con alta presión en la sangre. ¡Los buenos

hábitos alimenticios que se fomenten ahora le durarán toda la

vida!

Estos son algunos consejos para reducir la cantidad de sal que

su niño y el resto de su familia consume:

􀀀 Hágalo poco a poco. No tiene que ir de mucha sal a sin

sal de un día para otro. Reduzca la cantidad de sal que le

agrega a sus alimentos. No le agregue sal al agua cuando

vaya a cocer la pasta o cereal caliente. Añada la mitad de la

sal que le indican en las recetas.

􀀀 Coma fuera de casa lo menos posible. Usted tiene más

control sobre la cantidad de sal, azúcar y grasa que

contiene su comida si usted la prepara en casa. En lugar

de ordenar algo a domicilio o salir a comprar comida

rápida, elija algo sencillo y rápido que usted pueda

preparar en casa (como un sándwich).
 
A los niños pequeños les gustan los alimentos sin sabor. A


la mayoría de los niños no les gustan los sabores fuertes,

incluyendo la sal —a menos que la hayan probado con

frecuencia. Su niño pudiera ser feliz comiendo alimentos

simples —como pollo cocido con papas y zanahorias al

vapor —sin que se le tengan que agregar especias o sal.

􀀀 Lea las etiquetas e información nutricional. Los paquetes

de alimentos indican la cantidad de sal o sodio que

contiene ese alimento. La próxima vez que vaya al

supermercado, revise la cantidad de sodio en los

productos que compra. Busque sopas o verduras bajas

en sodio o sin sodio.

􀀀 Compre verduras frescas o congeladas sin sal. Las

verduras en lata contienen mucha sal. Lea el reverso de

los paquetes de comida congelada para asegurarse

que no contienen sal adicional.

􀀀 Enjuague los alimentos que vienen en lata. Enjuague los

frijoles o verduras bajo un chorro de agua por un minuto y

después cocínelos en agua fresca. Enjuagar los alimentos

enlatados reducirá la cantidad de sodio.

􀀀 Sea un buen ejemplo. Pruebe su comida antes de

agregarle sal. Reduzca la cantidad de sal que le pone a

sus alimentos en la mesa y, si puede, quite el salero de la

mesa. Recuerde que su niño aprenderá sobre la sal

observándolo(a) a usted.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada